sábado, 31 de diciembre de 2011

2011

Es obvio hacer una entrada respecto al final de año, de ese 2011 que está viviendo sus últimas horas y que en resumidas cuentas fue un año bastante movido, de concreción de cosas y de verificación de otras tantas más.

No me puedo quejar casi por ningún motivo de este año, seguramente estoy mejor que hace un año, lo mismo puedo decir de las personas que quiero. A pesar de ser un año bastante convulsionado a nivel país, personalmente creo que este 2011 se va con saldo positivo. Lógicamente las cosas podrían haber sido mejor, pero bueno, tampoco es para quedarse en un rincón y llorar. El 100% de las cosas no salieron como hubiera querido, lo que no es raro, porque nada es perfecto.

No me puedo quejar, estoy trabajando en un buen lugar, tranquilo, aprendiendo bastante y comenzando a darme cuenta de lo que puedo llegar a ser, hacia donde tengo que seguir apuntando y manteniendo la idea de trabajar para vivir y no al revés.

También este año me titulé, mejor dicho tuve la ceremonia donde me entregaron el diploma, aunque ya tenía los certificados que me acreditaban desde marzo. Fue el cierre del círculo, como lo repetí hartas veces. Necesitaba ir a esa ceremonia y poder decir: listo, se acabó. Lo hice, una etapa más quedó superada.

Me fui a vivir a Santiago y, a pesar de aún no cocinar (cosa que tampoco tengo muchas intenciones de aprender, realmente), he sobrevivido. Más flaco no estoy, tampoco más gordo. Quizás estoy un poco más pelado, un poquito, pero nada del otro mundo. Vivo solo hace 8 meses y sigo aquí, vivo. No ha sido traumante, ni tan extraño como creía. Sin embargo, si es un montón de responsabilidades nuevas, las cuales no me han molestado. Sabía que llegaría el momento y creo que tomé el tren en el instante preciso.

Quizás en uno de los aspectos donde el 2011 me dejó con sabor amargo o menos positivo es en el conocer a las personas. Quizás soy una persona que espera mucho de los demás, que se "ilusiona" demasiado, porque las decepciones que me llevé con bastante gente fueron la tónica del año. A priori soy súper desconfiado de las personas y seguramente terminando este 2011 soy más desconfiado e incrédulo que a comienzos del año. La gente en masa actúa raro, muy raro, se transforma, se potencia, asusta. La gente interesada, en el mal sentido de la palabra, es capaz de todo por lograr sus objetivos, buenos o malos, de aparentar, etc, etc. Seguramente el 2012 me verá con una postura menos esperanzadora en las personas y en la sociedad en general. No todo lo que brilla es oro y nada es perfecto. Aprendí mucho durante este año si, a veces dolorosamente. De ingenuo.

Chile se movió bastante durante este 2011 y no tectónicamente hablando. El país cambió, eso está claro. Los políticos están más en crisis que nunca, el gobierno anda por las mismas, las instituciones en general tampoco dan muchas seguridades. Así como el mundo vivió sus propias convulsiones, nuestro país también se remeció. No lo veo como un mal año, sino como un despertar, manejado políticamente en muchos aspectos con intereses creados (obvio, si es Chile, siempre habrá alguien intentando aprovecharse de todo), que debe ser respondido activamente y no esperando que pase solito. He extrañado la audacia, la búsqueda de soluciones creativas, de jugársela mirando no la próxima elección, sino el largo plazo. Los gobiernos y las personas pasan, las instituciones quedan y se deben renovar, para funcionar acorde al tiempo que viven. Chile funciona en clave noventera para un país que exige vivir en la década del 2010.

En fin, muchas cosas pasaron durante este año. Un año donde creo que lo mejor que lo resume es el dejar de creer en las cosas como eran antes, en falsos profetas, en líderazgos añejos, en paradigmas que no existen. Año del cambio de perspectiva. El mundo es diferente, el país es diferente, todos somos distintos.

Es la evolución, baby.

No puedo cerrar sin elegir la canción del año para mi: Adele - "Set Fire to the Rain"

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Mis tuits favoritos del 2011

domingo, 16 de octubre de 2011

Dan Wheldon

El automovilismo es un deporte de riesgo, no hay duda alguna de eso, pero siempre duele y mucho cuando uno de esos pilotos nos deja. Hoy Dan Wheldon se adelantó a nosotros y dejó este mundo tras un horrible accidente múltiple en Las Vegas, en una carrera que en teoría no tendría que haber corrido.

La muerte de Dan Wheldon golpea muy fuerte a toda la IndyCar y a todos los que seguimos el automovilismo estadounidense. El inglés era de los mejores pilotos de la serie, por algo ganó el campeonato del 2005 y nada más y nada menos que dos veces la carrera más importante de monoplazas de Estados Unidos, las 500 Millas de Indianápolis, una de esas, este año, año donde no tenía butaca para toda la temporada y logró un puesto en el equipo de Bryan Herta para una sola carrera. La ganó.

Wheldon era la atracción este fin de semana, el último de la temporada de IndyCar, donde se definía el campeonato. Si Dan ganaba la carrera de hoy, se llevaría 5 millones de dólares, ya que era el único piloto que aceptó el reto de largar último e intentar ganar, algo que no aceptaron otros pilotos de diferentes categorías. Hoy largó en el puesto 34, en la grilla más grande nunca vista en un óvalo de 1,5 millas. Algo que claramente no se debe repetir.

Dan Wheldon nos dejó, duele su pérdida, se le va a extrañar mucho. Es un golpe tan duro como cuando Greg Moore fallecía hace 12 años en Fontana en otro horrible accidente. Son esos pilotos distintos, grandes, esos que hacen la diferencia. Esos que marcan etapas y generaciones de fans de las carreras. 12 años después de su desaparición sigo recordando al número 99 de Moore, desde hoy recordaré al número 77 de Dan Wheldon. Ellos se fueron, pero en lo suyo, en su pasión. Pierde menos el que se pierde en su pasión que aquel que pierde la pasión.

Descansa en paz, Dan Wheldon.

martes, 11 de octubre de 2011

Las notas del Chile vs. Perú

Chile 4 - Perú 2

Claudio Bravo: 5,0. Mucho mejor que contra Argentina, pero tuvo algo de responsabilidad en los goles. Sin embargo, tuvo algunas tapadas notables.

Waldo Ponce: 5,5. Abrió la senda del triunfo nacional con el 1-0 y mejoró bastante tras el pálido desempeño en Buenos Aires.

Marcos González: 6,0. Resultó. Es uno de los grandes descubrimientos de la era Borghi. Afirmó en algo la defensa.

Gonzalo Jara: 5,0. Es el más débil de la defensa nacional. No estará en el próximo partido y seguramente no se extrañará mucho.

Mauricio Isla: 6,2 Sólido, notable por las bandas. Hizo lo que se pidió. Estuvo a punto de marcar, igual.

Gary Medel: 7,0. Nada más que decir, la figura del partido. Marcó un golazo. Chile es otro cuando está Gary.

Arturo Vidal: 6,5. En su puesto es otra cosa. Vidal destacó junto a Medel dándole fortaleza al mediocampo chileno. Que no lo saquen de ahí.

Jean Beausejour: 5,8 Muy buen partido, en especial en el primer tiempo ya que la parte física le pasó la cuenta en el segundo, donde fue desapareciendo.

Jorge Valdivia: 6,7 Otro que destacó enormemente. Es alguien diferente, que jugó un partidazo. Pura fantasía, pero eficaz.

Eduardo Vargas: 6,2 Golazo. Una nueva y muy buena alternativa para la delantera de Chile. Ojalá que siga en un gran momento porque el puesto de titular será suyo.

Humberto Suazo: 6,5 Otro gran partido de Chupete, donde finalmente y a través de un penal pudo celebrar un gol. Se perdió otros más. Ya vendrán.

Esteban Paredes: 6,0. Se perdió un gol hecho. No desentonó

Matías Fernández: Prácticamente no la tocó
Carlos Carmona: No participó.

El técnico: Borghi. 6,0. Aprendió la lección de Buenos Aires y cambió el planteamiento. Los resultados son notorios. El equipo anda y bien. Faltan cosas que afinar aún, en especial en defensa.

El árbitro: MB. No influyó en el resultado del partido. No fue trascendental

Lo mejor: El partido en si, fue un partidazo, el mejor de las clasificatorias hasta ahora

Lo peor: La cantidad de goles perdidos por Chile y los errores en defensa de los nacionales. Los palos salvaron.

Lo bonito: Los palos de Perú

Lo feo: La vergonzosa transmisión de CHV y que el estadio no se haya llenado

En una palabra: Medel

En tres palabras: Chile ha resucitado

Próximo Partido: 11 de Noviembre. Uruguay vs. Chile en el Estadio Centenario (Montevideo)

lunes, 10 de octubre de 2011

La Oreja de Van Gogh - Cometas por el cielo: Las Notas



La niña que llora en tus fiestas: Un tema potente, pegadizo, novedoso, totalmente jugado para ser primer single: 8,4/10

Día cero: Todo un clásico orejero, con un toque de piano notable y sólido. Me encantó el regreso de los "naranara" al final del tema, una canción que debe ser single: 9,1/10

Paloma blanca: sencilla, le faltó un puente para el coro. Sin embargo es bonita y va creciendo en intensidad: 5,8/10

Cometas por el cielo: gana con las escuchas, pegadizo, un final ambiental que quizás estaba de más. En resumen, una buena canción 8,2/10

Las noches que no mueren: Un temazo desaprovechado con un coro un tanto repetido, sin embargo, los acompañamientos son espectaculares y la letra es genial: 8,6/10

El tiempo a solas: Una maravilla. oscura, sólida y con una intensidad en aumento. Un género que LODVG debería explorar más a menudo. La mejor del disco, sin duda alguna 9,7/10

Promesas de primavera: Una canción promedio para el disco. No es la mejor ni tampoco la peor. Salva. 7,0/10

Un minuto más: Una letra muy bonita para una también bonita, aunque triste canción. Notable la parte final. 7,7/10

Mi calle es Nueva York: Otra que debe ser single si o si. Tiene todo lo mejor de la oreja clásica. Pop puro. Quizás algo corta. 9,3/10

Mientras quede por decir una palabra: Un tema lleno de esperanza con una letra notable. Es fácil quedarse enganchado de esta canción. 8,3/10

Esta vez no digas nada: Buen cierre de la edición normal del disco. Rítmica y contagiosa. Potente en la letra, sencilla en los coros. Buena. 8,2/10

Bonus Tracks (no cuentan para el promedio del disco)

Epifanía: Insólito que este temazo no esté en el disco normal, al ser un tema realmente potente, intenso. Podría ser un tremendo éxito. 9,0/10

Me falta el aire: Ni tan buena ni tampoco mala. Totalmente descartable en una escucha del disco. 5,5/10

Dos copos de nieve: Experimentos orejeros que resultan en buenas canciones. Tiene una onda al "Dile al sol" que la hace interesante. 7,0/10

Promedio del disco: 8,21

Un buen disco de La Oreja de Van Gogh. Hay vida y mucho en los cinco chicos, no tan chicos, de San Sebastián. Leire destaca sin duda alguna en este nuevo trabajo, notándose que el disco fue hecho con ella y no sólo donde ella "colocaba la voz". Hay 4 o 5 canciones candidatas a single y, por lo tanto, a éxito, porque la banda es sólida y la esencia del pop español sigue ahí. El disco, por lo tanto, es totalmente recomendable. Es un agrado el regreso de LODVG.


viernes, 7 de octubre de 2011

Las notas del Argentina vs Chile

Argentina 4 - Chile 1

Claudio Bravo: 3,0. El cuarto gol fue totalmente responsabilidad del arquero de la Real Sociedad. Salvo una o dos tapadas muy buenas, el resto fue nervios.

Waldo Ponce: 3,5. Decepcionante partido. Desde un tiro libre pésimamente ejecutado se generó el primer gol argentino. Mal.

Gonzalo Jara: 3,5. No da el ancho para la selección. Errático a más no poder. Símbolo de una defensa perdida.

Arturo Vidal: 4,0. Pocazo, pocazo para alguien que está en otro nivel a nivel internacional.

Mauricio Isla: 4,5. Destellos de algo, sólo destellos. Falta su asociación con Sánchez.

Carlos Carmona: 4,0. Debilucho. Muy desaparecido

Jean Beausejour: 4,5. Otro desaparecido.

Matías Fernández: 4,5. Si no hubiera sido por el gol y un tiro libre su aporte hubiera rozado la nulidad

Jorge Valdivia: 4,5. Es el conductor de Chile, un buen conductor siempre y cuando esté en un buen día. Hoy no lo fue.

Humberto Suazo: 5,2. El mejor de Chile, se la jugó mucho, desde una pelota que rescató nació el descuento.

Mauricio Pinilla: 3,5. Desaparecido. Uno que prometía mucho pero parece que jugaba con miedo. Se necesita imperiosamente más de él.

Marcos González: 4,0. No fue tanto su aporte

Eduardo Vargas: 4,5. Algunas dosis de algún tipo de opción adicional. No es una mala alternativa.

Cristóbal Jorquera: 4,0. Nada

El técnico, Borghi: 3,5. Pareció no haber trabajado mucho con el equipo. Falta mucha afinación en un esquema que fracasó duramente hoy.

El Árbitro: B. En el tercer y cuarto gol argentino pudo haber alguna jugada ilícita. El resto de las decisiones fue con total justicia.

Lo mejor: La nueva opción en delantera con Pinilla, que no anduvo hoy, pero debería andar.

Lo peor: Claudio Bravo. Es hora de un cambio, por último para presionarlo. Está en un mal nivel.

Lo bonito: La camiseta de Chile

Lo feo: La transmisión de CHV. Amateur

En una palabra: Pesadilla

En tres palabras: Chile debe mejorar

Próximo partido: 11 de Octubre, contra Perú en el Estadio Monumental (Santiago)

jueves, 22 de septiembre de 2011

Sebastian Vettel y su primer match point

Este domingo hay Formula 1 (a las 9 am de Chile) en Singapur. Sebastian Vettel está aplastando al resto de la competencia y puede coronarse como el bicampeón más joven de la historia si se dan una serie de resultados. Es el primero de 6 "match points" que el piloto de Red Bull tiene para llevarse el título. El de Singapur quizás sea el más complicado de todo, porque Vettel se coronará dependiendo de otros resultados. Una especie de match point indirecto, un término raro.

La cosa actualmente está con Vettel 284 puntos - Alonso 172 (112 tras VET) - Button y Webber con 167 (117 tras VET) y Hamilton 158 (126 puntos tras Vettel). Lo bonito y lo importante para Sebastian Vettel es que salga de la carrera de Singapur con más de 125 puntos de ventaja para llevarse la corona desde la ciudad-estado este Domingo. Y las cuentas no le dan simplemente al ganar, lo cual es lo más probable viendo el rendimiento del auto y del piloto, que está manejando a un nivel espectacular.

Si Vettel gana podría ser campeón siempre y cuando Fernando Alonso no suba al podio. Le sacaría 18 o más puntos al español. Tampoco Button o Webber deben terminar segundos. Está complicada la cosa para Vettel, la probabilidad que alguno de estos tres pilotos suba al podio es relativamente alta, salvo un desaguisado de proporciones. Hasta el 1-2 de Red Bull lo deja sin la corona este fin de semana. Sólo un resultado: 1. VET, 2 HAM y 3 el que sea, menos Alonso,  le dejará el título a Vettel.

Fernando Alonso es la clave aquí. El español, que siempre ha subido al podio en Singapur y que tiene 2 victorias en las 3 carreras realizadas aquí, con sólo subir al podio impide la celebración de Vettel. No es nada descabellado.


Veo complicada la coronación de Vettel este fin de semana. Todo pinta mejor para Suzuka, donde si no pasa nada raro, el piloto de Red Bull se consagrará como el mejor de la Formula 1 una vez más.

martes, 20 de septiembre de 2011

Temporada de series

Seguramente un post así no lo hubiera escrito hace 2 años. En el 2009 con suerte veía Lost, pero de manera más relajada. Nunca esperando que terminara un capítulo en Estados Unidos para bajarlo (ni hablar de su versión en HD). Pero las cosas han cambiado y aquí estoy, escribiendo un post sobre las series y la nueva temporada que está comenzando en Estados Unidos y, por estas cosas lindas de la globalización, alrededor del mundo.

En fin, que comienzan las nuevas temporadas de series y este año tengo una menos para ver. The Event es parte de la historia y le dedico los siguientes tres puntos a modo de homenaje: ... (gracias). Bueno, como The Event ya no está con nosotros, habrá que llenar ese espacio con otras series. Actualmente estoy con las siguientes:

Glee: Al día, comenzando la tercera temporada. Seguramente al leer este post yo esté viendo el primer capítulo. Si no le gusta la serie, haga como que no leyó esto. 

The Big Bang Theory: Al día, a punto de comenzar la quinta temporada. Es de esas series que bajo una vez terminado el capítulo en USA, sin embargo, como mi inglés no está al nivel de estos personajes, debo esperar por subtítulos, aunque sea en inglés.

Modern Family: No estoy al día, no he visto nada de la segunda temporada. Tengo todos los capítulos, pero sin subtítulos. Alguna vez venceré la procrastrinación y los bajaré y comenzaré a verla. Total, sale rapidito.

Física o Química: Comenzando la séptima y última temporada. Esta serie tiene un tema, son capítulos súper largos, cercanos a la hora veinte minutos por lo que no es loco pensar en no ver más de 4 o 5 capítulos a la semana. Me faltan los últimos 7 capítulos y diré adiós a esta muy buena serie española.
El tema es ahora: qué series tomarán los lugares de The Event y Física o Química, o mejor dicho, qué series más veré, sin colapsar ni tampoco volverme un energúmeno perdiendo tiempo de mi tremenda vida social mis ratos libres para sólo pegarme a ver series. Hay que equilibrar un poco. He recibido sugerencias y también he investigado un poco, si es que definimos investigar como ver parte de los EMMY y visitar la wikipedia a menudo.

Las opciones son:

Fringe: me han dicho que es buena, el problema es que deberé colocarme al día con 3 temporadas completas. O sea, harto. Complicado para alguien que con suerte tiene 2 horas al día para ver series.

Suits: Me dijeron que es de abogados. No sé si me tinca mucho realmente. Algo positivo, sólo está por comenzar la segunda temporada.

How I Met Your Mother: la lleva por estos tiempos en twitter, pero no sé, son muchas temporadas para ponerme al día y quizás sea mejor decir que no.

Terranova: Esta es nueva, es de FOX y no sé, tiene nombre tincoso.

Downton Avenue: Esta serie británica me tincó, creo que la bajaré. Ganó algún EMMY en el camino.

Mildred Pierce: Esta otra serie o miniserie también me tincó harto al ver las súper sinopsis de 10 segundos. Con ese acabado conocimiento pienso bajarlas. Espero que junto a Downton Avenue no corran la misma suerte que "The Pacific", la cual dejé a la mitad, abandonada a su suerte, pobre.

Si tu lees esto y tienes otra sugerencia sobre alguna serie para recomendarme o, mejor aún, como tener más tiempo sin tener que renunciar al trabajo, los comentarios esperan. Es la idea. Creo que se entendió el punto.

Usé bastantes veces la palabra "tincar". Lo sé, me tinca que debo usarla menos.

jueves, 7 de julio de 2011

Hola, parece que he vuelto a escribir

Hace 6 años comenzaba mi primer blog. Mucha, demasiada agua ha pasado bajo el puente: fotolog, facebook, wordpress, birddi, hotmail, latinmail, han estado siendo tendencia y los blogs han quedado un tanto abandonados. Sin embargo, las ganas de escribir se han mantenido y a pesar de pasar todo el día tuiteando cosas, no es lo mismo que un blog, donde puedes hablar tus leseras de forma más extensa y donde un post queda en la historia y puede ser comentado y discutido por mucho tiempo más. Es más de largo plazo.

Por eso vuelvo a los blogs, esperando tener un ritmo no tan alto por mi actual vida de no-vago, pero si por lo menos de escribir cuando sea necesario y lo más importante, cuando sienta que haya algo que decir. Porque creo que mi opinión a alguien le puede importar y si no, no importa, total plasmo lo que siento y en el peor de los casos, me sirve para mejorar mi redacción. Porque al final del camino, algo tengo que decir siempre, porque yo soy más que una cara bonita.